Ubicado en la Alta Amazonía peruana, el Centro Takiwasi acoge a personas con problemas de adicción procedentes de todo el mundo, ofreciendo un método único que combina psicoterapia y medicina tradicional amazónica. Durante nueve meses, los pacientes aprenden a convivir, al ritmo de los tratamientos con plantas: purgas, ceremonias de Ayahuasca, dietas en el bosque. Las plantas despiertan recuerdos enterrados, los confrontan con sus afectos más profundos, abren nuevos canales de percepción, actúan en profundidad sobre su estructura física y psíquica.

Este fragmento, extraído del inicio del documental « Ceux qui voulaient guérir » (Los que querían curarse) de Aurèlie Marques y Louis Bidou, nos sumerge en la conmovedora historia de dos de los protagonistas, Dio y Fernando, que llegaron al centro para encontrar el camino de la curación.